Thursday, March 26, 2009

¡YA BASTA!

No puede ser, esto tiene que parar. Cada cierto tiempo tiene que pasarle algo a algún personaje medianamente conocido para que de nuevo toditos se pongan a hablar del caótico tránsito que hay en esta puta ciudad (le van a dar bola al tema, máximo dos semanas).

Y comienzan las fórmulas mágicas para solucionar lo que a nadie le interesa cambiar, a nadie. Todas las soluciones propuestas pueden ayudar, cárcel para los borrachos, revisiones técnicas, escuelas de manejo, exámenes más serios, policías menos corruptos, etc. Sí, todo ayuda pero ese no es el problema y estoy seguro.
Hay un problema muy grave que es la absurda cantidad de vehículos en Lima, esto está colapsado, pero, y aquí viene el problema más serio, lo peor es que hay la suficiente (y más) cantidad de conchadesusmadres listos a convertir el 90% de esos carros en armas de destrucción masiva.

Esto ya es una cosa de locos, a la gente simplemente le importan un carajo las reglas de tránsito. No es problema de cultura ni nivel socioeconómico (claro que sí se encuentran, digamos, tendencias), acá es un problema del 90% de las personas. Tengo la seria impresión de que la gente se siente cojuda al respetar las luces, poner una puta direccional o ceder el paso. Eso tiene un nombre: complejo.

Esta actitud ha devenido en la relatividad de las normas, la luz roja ya no es un “detenerse”, ahora es un “espera y pasa cuando puedas”, un letrero de no girar a la izquierda, por ejemplo, es ahora un “cheka bien si hay tombo y si no ves uno, pasa al toque”, un no hablar por celular es un “un toque q hay un tombo y escondo el teléfono”, no jodan, esto tiene que parar.

Además, esta amplia mayoría de animales, tiene de todo, desde el chofer de combi más achorado, hasta el hijo de puta del Audi 8 que computa que como tiene ese carro ya se puede cagar en los demás, uno por achorado y el otro por cretino, uno porque tiene llonja y el otro porque es un prepotente que se cree intocable.

Los putos taxistas que te cierran y encima te insultan (diálogo real a un taxista animal: X- “señor, ¿cómo me va a cerrar así pues?”, Taxista: “andalaconchatumare”, una vez estaba en una avenida de doble carril y de pronto un Tico se metió por mi derecha con dos llantas en la pista y dos en la vereda, cuando estaba a mi costado, sonriendo por mi incredulidad, le pregunté que qué hacía, a lo cual me respondió “oe tarás en Miami uon pe”), los micros de carrera (la 73, la 70 y una línea roja de mierda que va por Miraflores, por ejemplo), las 4x4 arrogantes, y los huevones que se creen dueños de las pistas, decidiendo en cualquier momento parar donde les dé la gana sin siquiera tratar de evitar ellos mismos que se les empotren, en fin, manejar en Lima se ha convertido ya, ahora sí, sin exageración, en una pesadilla pero de las que te pueden matar de verdad. Una vez leí a un huevón que decía que había aprendido a manejar tranquilo al copiarse de su hija que manejaba pensando que era una juego de Nintendo o alguna huevada de esas. Una cojudez, en un juego de esos lo máximo que puedes perder es una de tus varias vidas y por último reseteas y a la mierda pero en este supuesto juego te sacas la mierda o se la saca tu familia o en el mejor de los casos tu carro. Una mierda.

Yo propongo de esta más que humilde tribuna, que hagamos algo al respecto, que si creemos que nada puede cambiar por lo menos nosotros no lo empeoremos.

Hay formas de solucionar esto, aunque sea un poco, y es no cagándola nosotros, nada de juzgados de tránsito ni huevadas, por qué tenemos que responsabilizar de todo al Estado en este caso, que ellos hagan su parte, que sancionen a los policías corruptos, que pongan multas de verdad, que hagan lo que quieran pero hay una gran parte que es nuestra responsabilidad.

Y ante eso algo se puede hacer y yo propongo algunas cosas recontra sencillas que todos podemos hacer desde nuestro propio carro:

1. Pon direccionales cuando vayas a doblar. Siempre, no solo porque hay alguien atrás, tus direccionales pueden ayudar a otras personas a saber qué vas a hacer y agilizar el tránsito.
2. No manejes de noche con las luces altas. Date cuenta, estás cegando al de adelante y lo puedes cagar.
3. Maneja por la derecha si quieres o tienes que ir lento. Esta norma no es un capricho, tiene una lógica y es que si el timón está al lado izquierdo del carro es por ahí por donde se tiene que adelantar y no por la derecha porque tienes un punto ciego.
4. Cuando entres a un óvalo ¡¡¡para!!!, el que está adentro del óvalo es el que tiene preferencia, entiéndelo (esto es una mierda, sobre todo, en el óvalo Gutiérrez, donde los que entran por Cavenecia y por Espinar creen que tienen preferencia).
5. Si tienes que parar en la pista por algo (que no deberías) trata de parar a la derecha y poner tus luces de emergencia o “flasher”, si no me entiendes.
6. Una más, si estás de peatón para a tu taxi o a tu combi o a lo que sea, al final de las cuadras, no al comienzo. Esto también tiene su lógica pero ya me da flojera explicarla.
Podría haber muchas cosas más, que no cuestan nada, como parar antes del cruce si te das cuenta que no la vas a hacer, así estés en verde, no importa, así vas a ayudar a que no se armen atracaderas.

Por favor, hagamos algo, esta mierda tiene que mejorar.

3 Comments:

Blogger EL VOYEURISTA said...

Hace unos días comenzó la campaña en Miraflores contra los que tocan la bocina (o claxon si prefieres), pero terminaron multando a la gente que tocaba y no al taxi que se paró con toda la ostra del mundo, intempestivamente, y en medio de la pista. Hay un serio problema de autoridad y criterio que deberías también considerar, a ver si posteas algo al respecto.

4:20 PM  
Anonymous am said...

Este es el carro de Caccia Arana?

9:43 AM  
Blogger Pique said...

Eso es lo que pensé, pero al parecer no es porque este sí pone direccional.

9:49 AM  

Post a Comment

<< Home